Los cuidados que debemos tener al mudarnos a un sitio nuevo – Xarxacom
Los cuidados que debemos tener al mudarnos a un sitio nuevo

Los cuidados que debemos tener al mudarnos a un sitio nuevo

En ocasiones tenemos que mudarnos a sitios diferentes de donde provenimos, pues quizá no haya tantas oportunidades en el oficio que llevemos a cabo, justo como lo reza el refrán de que “nadie es profeta en su tierra”.

Buscamos destinos que provean mayor número de oportunidades, lo cual está ligado a la densidad poblacional de dicha ciudad, lo que puede provocar problemas para conseguir residencia, pues ciertamente ya el trabajo lo tenemos.

La necesidad de tener un techo donde vivir nos puede hacer tomar malas decisiones en relación al sitio que nos vamos a mudar, por lo que tenemos que ser muy escrupulosos a la hora de escoger una vivienda.

Entrevistamos a una serie de personas que viven en Barcelona y que les ha tocado migrar de zonas rurales a la ciudad, las cuales nos han ayudado a recopilar una serie de aspectos a considerar en caso de que decidas mudarte a un lugar de una ciudad desconocida.

  1. Barato no siempre es bueno

En los diarios, en internet y una que otra recomendación hace referencia a lugares que son bajos en costo. Sin embargo eso no siempre resulta beneficioso para ciertos inquilinos, por lo menos a largo plazo.

Los problemas que se suelen presentar están relacionados con las dimensiones del piso, la ubicación de la residencia, e incluso con problemas de control de plagas.

Los usuarios en general que han atravesado estas vicisitudes recomiendan que, la estancia en esos lugares sea limitada, pues una mala residencia es motivo suficiente para acarrear problemas laborales y personales.

  1. Arrendatarios controladores

Al alquilar un piso, lo hacemos en virtud de gozar de todas las comodidades, siempre y cuando llevemos con prudencia nuestra estancia en el lugar. En todo caso hay arrendatarios que abusan.

¿Qué queremos decir con esto? Algunos solicitan cartas de trabajo, referencias personales, o constancias de estudio, y se toman el atrevimiento de saber detalles de la vida de los inquilinos que no les conciernen.

Un buen arrendatario en base a su experiencia te permitirá incluso que puedas llamar a un cerrajero para cambiar los herrajes de tu casa, pero si sabe cada detalle de tu vida, eso definitivamente no es una buena señal para iniciar una relación de arrendatario/inquilino.

Para ser más exactos, que un propietario de un piso solicite esta información se presta para suspicacias, y en este caso es mejor mantener la distancia no alquilando en el lugar.

  1. Cuidado con las estafas

Las estafas se encuentran a la orden del día, y se encuentran ligadas a los intermediarios que hacen los arreglos de arriendo, o con avisos falsos de alquiler.

Por ello es muy importante ser cauteloso con este tipo de anuncios, ya que estas personas suelen aprovecharse de quienes no son del lugar de origen, pues resulta más fácil cometer las estafas.

Las inmobiliarias son una buena opción a la hora de buscar pisos en alquiler, sobre todo por que solicitan los recaudos y comisiones de rigor para que te mudes a un sitio cómodo y acorde a tus necesidades.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *